sábado, 17 de junio de 2017

VLCSOFTING17

Valencia Softing 2107  #VLCSOFTING17

Un evento diferente y lleno de nuevas muy interesantes. En la tercera edición acudí de la mano (y gracias a) Miguel Vilata, buen amigo además de compañero.
Interesantísima las charlas de Andrés L. Martínez Ortiz   aka almo  sobre #MachineLearning, sobre todo la parte práctica de la misma con un ejemplo muy currado en base a un "invitador" automático para fiestas, en base al aspecto (o etiquetas) de las fotos de perfiles sociales de nuestros amigos o conocidos.
Igual de interesante la charla sobre funciones de Azure de la mano de  Alejandro Campos Magencio, me recordó mucho a las lambda functions de AWS.  Lástima que la supuesta característica de open source esté supeditada a tener un servidor Windows, cosa a la cual no creo que acceda nunca. En todo caso creo que invertiré algo de tiempo este verano probando esas funciones con el crédito que proporciona  la plataforma.


Con la charla de Carlos Sahuquillo Pascual sobre trolls y coches automáticos creo que toda la audiencia disfrutó de la misma manera que yo. En poco tiempo, según parece, podremos contar con coches de nivel 5, o sea, completamente autónomos. No me atreví a preguntar si los coches actuales serían algo así como los proscritos del sistema, y de alguna manera posibles causas de accidentes.

El catering fue espectacular tanto para el almuerzo, comida como merienda.
Después de la comida los tracks se dividieron y mis intereses me hicieron asistir a las charlas de Big Data, que encontré algo aburridas, no sé si por el fermento de la comida en mi estómago o por mi falta de conocimiento en el tema. En todo caso el formato de las charlas en general me gustó mucho por la capacidad de intervención de los asistentes, que formularon preguntas muy interesantes.
La clausura del evento llegó de la mano de un sorteo de varios cursos, un ipad y un fin de semana de hotel, ¡qué más se puede pedir!
Por poner algún pero, y haciendo gala al espíritu crítico que me caracteriza, las sillas del auditorio principal eran de un incómodo supino, los apoya brazos, rectos y de metal, parecen armas de castigo para que el que pasa.

En general ha sido una experiencia recomendable y repetible, espero poder  asistir el año que viene si las circunstancias me lo permiten.

No hay comentarios:

Publicar un comentario